lunes, 13 de julio de 2009

Vemos como nos ven

La intervención estética prueba que la profundidad de ser no está en el conocimiento. Hay detalles, insignificancias, significados internos, un misterio y una pasión por desocultar y ocultar al mismo tiempo.

Aquí presento una serie de dibujos de observación directa, del equipo de cirugía de estrabismo de la Clínica de ojos del Dr. Nano. Una vez más, lo quirúrgico viene a establecer como nos vemos, como vemos. Su finalidad es más allá de lo cosmético, una de las tantas urgencias sociales que por lo general queda paradójicamente en el anonimato, porque nadie te admirará por tener tus ojos "derechos", pero todos notarán si están "desviados".

Organización, meditación.


El paciente, los temores, las ilusiones.


Anestesia, misterio, gran manto, los sueños.


El campo, el caso, la abstracción.


Paciencia, conocimiento, tecnología.

Equipo, atención, concentración, manos. Inicio.


La cooperación, la confianza.


La decisión, escisión, exterior, interior, tridimensión.


Despertar, la reacción, confusión.



La tempestad, calma, cotidianeidad.


3 comentarios:

LoRe dijo...

wow que bien, soy medico y muy pocos artistas ven la medicina como un arte, y sobretodo que pongan en su arte mas arte, jeje. Si tenés toda la razon aunque claro medicamente no solo es eso, pero me agrado tu trabajo.

Rayén* dijo...

"nadie te admirará por tener tus ojos 'derechos', pero todos notarán cuando están 'desviados'"
me gustó mucho esa frase. es verdad, es muy cierto.
es increíble como siempre hay alguien para venir a recalcarte o marcarte cuando tenés algo que está fuera de lugar (según ellos), algo que no concuerda con lo "normal" que tuviste siempre, o con lo que es "normal" para ellos.

Agustín Iván Riccardi dijo...

El día que conocí a Julián Bernatene.

Viví en Padua toda mi vida e iba al colegio en merlo (EEMN°16) (Ahora vivo en Floresta) Una vez pase por la casa de la cultura y vi varias de tus obras expuestas allí, todas en la temática quirúrgica, recuerdo que me impactaron mucho y tampoco era común ver esa calidad de arte por el partido. No sabía quien eras, ni recordaba tu nombre. Me dijeron que era de un pintor que a la vez era medico, hay algo de cierto en eso?... Después vi tu dibujo en el Sivori y los relacione. Para ese entonces ya conocía a Poly en el mundo de la ilustración infantil y me entere que eran hermanos. También me llegaron rumores de lo buen profesor sos en las escuelas y de los murales colectivos que organizas con los alumnos. Una amiga, Victoria Guerrero, siempre te recuerda entre charlas de admiración.
Hoy encontré este blog y ahora me dan ganas de ver más de tus laburos.
Estas con alguna muestra entre manos? Tenes otra galería virtual? Estas dando clases en algun taller? Seguis viviendo por el oeste?

Bueno, sin más me despido, pero antes dejo sentada mi admiración para que siga admirando y no se canse, cosa que dudo…
Desde el óptimo rincón te saluda simpáticamente.