lunes, 4 de mayo de 2009

Nudo



Inicio. Punto.
Uno, dos. Unidos.
No dos. Nudos.

Tejido único, un texto, una textura.
Relaciones, conexiones mentales, espirituales.
Energía. Cada persona, un hilo, una fibra que se liga a las demás.
Sin inconsciencia, hay una trama invisible que religa.

Las tramas se abren, los hilos se separan. Más separados, más próximos.
Más anudados, ligados. Entrelazados, lazos. Entretejidos, tejidos.

Unidos.
Dos no, uno.

El tejido se daña.
Daño se hace.
La trama se abre.
Un hilo puede cortarse, puede romperse.
Deslizarse, jalarse.

Dile algo a una persona, se lo dirás a todo el mundo.
Una persona te habla, escuchas a todas.
Esa persona, el mundo, se lleva lo que dices, lo que haces.
Siente y sentirás al mundo.

Silenciado con el mundo, silenciamos, anestesiados, silencio.

Un vínculo es un nudo invisible dentro de las personas.
El nudo no es quietud, es un remolino, un etrecruzarse de los hilos.
Ese vínculo puede desanudarse, desnudarse. Puede desvestirse.
Pero no dividirse, partirse.

¿Qué estás tramando?
Dividir es cortar el hilo, romperlo, y con él la trama completa, el tejido del mundo.
Una red siempre, un tejido que atrapa.
Tejido con hilos finos, muy frágiles, pero tejido en fin.

Julián Bernatene

4 comentarios:

Poly Bernatene dijo...

Que buen texto Juli!! Impresionante cómo "hilaste" los diferentes sentidos de las palabras que usaste.
Abrazo grande!

Fer dijo...

Gran estilo y mucha belleza. Una temática que nos toca a todos muy de cerca. Habrá que ponerle esperanza y arte.

Rayén* dijo...

hola profe... rayén gabucci, me tuvo en el sullivan el año pasado...
está bueno el texto, lo que sí, no sé si un vínculo no puede partirse, porque si una de las dos personas decide romperlo, no tenerlo más, supuestamente se rompe, aunque la otra persona capaz decida conservarlo. es medio raro...
bueno, suerte! saludosss.

quispossitfallereamantem dijo...

Hola,
Estuve leyendo las entradas, y quería comentarte que tu texto me trajo a la mente algunas nociones como la de rizoma, intertextualidad, dialogía, polifonía... Quizá no haya sido tu intención hablar de esto al escribirlo, pero, de todas maneras, al texto también lo escribe el lector...
Así que no me arrepiento de haber hecho mi lectura y de compartirla con su autor...

Me encantó.

Gabriela Arias