lunes, 8 de diciembre de 2008

Riesgo Quirúrgico




Pretender que las cosas sean como deben ser y no como simplemente son, es inherente a nuestra condición de humanos, de mortales.
¿Cómo se denomina a todo ese conjunto de operaciones quirúrgicas que no son del tipo “estéticas”? ¿Generales? ¿Universales y necesarias? Aquellas que acuden a cada porción de nuestro cuerpo cuando su funcionamiento amenaza la continuidad de la vida, o por lo menos nuestra manera de transitarla.
¿Por qué no nos sorprende que en los estudios pre-quirúrgicos no se contemple con la misma importancia que los exámenes físicos, nuestro estado anímico? Una vez más, convencidos de que en nuestra carne acontecen las cosas, porque nos angustia menos entenderlo así , depositamos en las poderosas manos del cirujano nuestro devenir,
necesitados de ser dueños de una porción de lo que somos.
No aceptar las cosas como son, es la belleza y la vida, porque de otro modo, nos atormentaría menos la idea de no poder estar un día más así, como queremos, siendo causa, no efecto. Sentimos miedo al enfrentarnos a lo desconocido.
Por esto, todas las cirugías son por esencia, estéticas.
Julián Bernatene.

No hay comentarios: